Datos personales

Mi foto
SILVIA MARTÍNEZ CORONEL, alias AURORA BOREAL,de Montevideo, Uruguay. Soy profesora de Literatura,formadora de futuros docentes,crítica de arte,declamadora,poeta,cuentista,madre y viceversa. Amo con pasión todo lo que hago, me entrego entera, no conozco otra forma de estar en el mundo, ni quiero aprender. Los textos aquí expuestos están registrados como propiedad intelectual de la autora.Si deseas hacer uso de ellos has de ponerte en contacto con ella. Todos los derechos reservados. No se puede copiar ni distribuir. No se puede hacer uso comercial con esta obra. No se pueden hacer trabajos derivados de ella.

TRANSLATE-TRADUCCIÓN

lunes, 11 de junio de 2012

26 de Mayo, DÍA DEL LIBRO EN URUGUAY, por Silvia Martínez Coronel, (escritora, profesora de literatura y crítica de arte uruguaya).






No recuerdo la primera vez que tuve un libro entre mis manos. La primera vez que lo pude leer, que sentí esa increíble sensación de entrar a un mundo nuevo, distinto, en que uno no sólo era espectador, sino cada personaje, juez, donde uno era llamado a la solidaridad, a la empatía, a la antipatía, a la simpatía, al rencor, universo que tenía tanto de éste, pero donde uno era el dios supremo, no siempre omnisapiente, pero con suficiente “omnis”, como para sentirse poderoso, y si encima se tenía imaginación, y más, inteligencia, y más, necesidad de fuga…el libro(más novela que otro tipo), se volvía nuestro refugio, nuestra cueva salvadora de las fieras del bosque…
Yo me crié en una casa donde el libro era protagónico, regalo obligado de mi madre, en cada día de cobro…leer…devorar…la recuerdo siempre o con un libro en la mano o sobre la mesilla de noche, con un marcador dentro.
En plena dictadura, además, tener a disposición un buen libro era un triunfo sobre la miseria humana, y en casa abundaban!…
Ese estímulo constante, sobre una tierra fértil en imaginación, y deseo de fuga, debe haber tenido mucho que ver con el despertar de mi don, mi vocación por la Literatura, mi amor al arte,y no sólo en mí, todas mis hermanas giran en torno a la creación,lo que no significa todas escritoras, que para eso no basta con estimular, (la naturaleza tiene que haber sembrado lo suyo) pero de cuatro, somos dos....
Y puedo decir que tengo tres hermanas cultas, que aman los libros, que se han sabido nutrir con ellos, tres excelentes estudiantes…
Hoy día, el bombardeo de los múltiples medios de incomunicación, han dejado relegado no sólo al libro, sino a la imaginación. No se estimula ni la inteligencia ni la fantasía…hay muchas “cosas”, y algunas muy útiles, como la que estoy utilizando, pero pueden ser buenos medios de culturización, para aquél-aquélla, que haya pasado primero por la magia del libro, la estimulación del espíritu crítico; pero lamentablemente, es en muy pocos casos donde se da así…
Todo esto no sólo ha traído aparejado dificultades de comprensión, en la formación del propio discurso…sino el manejo de un lenguaje pobrísimo…que mal puede colaborar en el razonamiento, porque se piensa en palabras…y si éstas escasean, la elaboración de las ideas también, y por ende la expresión termina siendo un territorio desértico con alguna palmera.
Los muchachos, como muchos tontos dicen, NO VIENEN MÁS TONTOS, basta con empujarlos un poco, y en seguida se nota su INTELIGENCIA…lo que sucede es que casi no reciben ese empuje…
Yo soy docente de alma, y bien he visto lo que se puede lograr en clase motivando: MUCHO, MUCHÍSIMO…claro hay que retirarlos un poco de la pasividad para la cuál el mundo de consumo educa, la supraestructura idiotizante, donde se estimula el simple mirar algo que hace todo, donde el “espectador” no interviene, y por ende no hace nuevas conexiones neuronales, que le harían pensar más y mejor.
La maquinaria idiotizante con los programas chatarra erigidos como ídolos, imponen la imagen, que tampoco motiva a pensar, sino a simplemente excitar sexualmente, o consumistamente, y lo peor, ridiculizan al que piensa, estudia, al que se deja alimentar por los libros, es el "nerd", el "sabelotodo", "el genio"(términos usados como burla), y por ende alejan al muchacho de aquello que tanto podría enriquecele…
Y allí en un rincón llora el libro su canción de despedida, apretado al pecho de quiénes lo amamos, lo defendemos, y sobre todo luchamos, porque siga existiendo.
FELIZ DÍA,LIBRO, AMIGO MÍO, MUCHAS GRACIAS POR HABERME ALIMENTADO LA VIDA.








































No hay comentarios:

Publicar un comentario