Datos personales

Mi foto
SILVIA MARTÍNEZ CORONEL, alias AURORA BOREAL,de Montevideo, Uruguay. Soy profesora de Literatura,formadora de futuros docentes,crítica de arte,declamadora,poeta,cuentista,madre y viceversa. Amo con pasión todo lo que hago, me entrego entera, no conozco otra forma de estar en el mundo, ni quiero aprender. Los textos aquí expuestos están registrados como propiedad intelectual de la autora.Si deseas hacer uso de ellos has de ponerte en contacto con ella. Todos los derechos reservados. No se puede copiar ni distribuir. No se puede hacer uso comercial con esta obra. No se pueden hacer trabajos derivados de ella.

TRANSLATE-TRADUCCIÓN

martes, 21 de agosto de 2012

PALTAS O PALMERAS


Fue una muerte lenta, como previsible.
Aquel cuerpo agusanado no podía estar sin acusarse mucho tiempo (aunque lo intentó), pero hasta el más ingenuo reconoció a los cuerpecillos cuando empezaron a salírsele por todas partes...a veces me da por pensar 
que fue un suicidio(nunca quiso ir al médico, decía que eran cosas nuestras que todo estaba bien), y no una muerte por enfermedad...lo cierto es que ya no está. No era que su presencia moviera paredes, tenía esos transcurrires que uno no sabe si la persona está viva o muerta. Pero a veces abría la boca, y ahí sí los gusanos que llevaba dentro, y nosotros ignorábamos, hablaban por ella...y bien que se hacía notar.
Ahora, luego de que los vi, entiendo muchas cosas, eran de esos que tocan y queman, con patas, peludos, brillantes, que se camuflan enroscándose. Suelen vérseles por la primavera donde hay palmeras, o paltas. Ahora, según el médico forense era la primera vez que se hallaban dentro de un cuerpo humano.
Pensar que la creímos inteligente, supongo que por el brillo de los gusanos, sedosa , por la cualidad de ellos de deslizarse, dañina, por el fuego maligno que provoca quemaduras al primer roce, invisible, por su capacidad para camuflarse, y dejar a otros como responsables de sus actos.
Pobre, ahora que lo pienso...todo se debía a los gusanos!...por suerte el mal no era contagioso, pero para evitar el espectáculo, luego de la autopsia, la velaron a cajón cerrado.
No todo el mundo se tragó el cuento de los gusanos, yo sí, porque estuve ahí y lo vi con mis propios ojos!.Pero se sabe como es: fácil es caer en cualquier rumor sin fundamento, pero difícil aceptar como cierto lo que realmente sucede.
SILVIA MARTÍNEZ CORONEL
DERECHOS RESERVADOS

3 comentarios:

  1. "Detrás de cualquier tabla salta un ratón" - dice una canción salsera -, pués detrás de personas así, puede surgir un relato como el tuyo, que hasta las embellece...

    ResponderEliminar