Datos personales

Mi foto
SILVIA MARTÍNEZ CORONEL, alias AURORA BOREAL,de Montevideo, Uruguay. Soy profesora de Literatura,formadora de futuros docentes,crítica de arte,declamadora,poeta,cuentista,madre y viceversa. Amo con pasión todo lo que hago, me entrego entera, no conozco otra forma de estar en el mundo, ni quiero aprender. Los textos aquí expuestos están registrados como propiedad intelectual de la autora.Si deseas hacer uso de ellos has de ponerte en contacto con ella. Todos los derechos reservados. No se puede copiar ni distribuir. No se puede hacer uso comercial con esta obra. No se pueden hacer trabajos derivados de ella.

TRANSLATE-TRADUCCIÓN

domingo, 9 de diciembre de 2012

TANGO



No le gustaba letra ‘e tango’
Decía que eso del abandonao le sonaba a viejo maricón, "que aprenda a vérselas solas con su corazón", "¿qué es eso de andar lloriqueando como gurisa?"...era de esos de :"macho eran los de antes"...los de antes de qué, era lo que naid
es sabía...el asunto era andar negando siempre el ahora, dejándolo, mejor para dispués, "que la piola se corta siempre por el lado más fino..."
Lo llamaban: El "Tango"...cosas 'e la ironía popular, que le gusta buscar la boca...y de tanto que hablaba mal de la cosa, pa' reírse no má', le decían Tango.
El hombre vivía solo con sus fantasmas...viudo hacía años, no faltaba a una sola misa 'e Domingo. El primero 'e todos, y protestando por la impuntualidá', claro nunca llegaba menos de 40',media hora antes...
Tango, ansí como le ven, era hombre que llevaba sus dos muertos, frasero como era, decía que "todo'hombre que se precie, tiene que llevar entreverada el alma de algún dijunto, que de otro modo, era cosa 'e gente que no se sabía hacer rispetar”.
Pero era pacífico, se sentaba en el fondo el bar a rumiar apareceres, y de una, se levantaba y se iba, no má', despacito pa’ su rancho, que siempre estaba fresquito, lindo pa' quedarse, con el retrato 'e la patrona, casi al tamaño natural, que le había hecho el amigo Domingo, por encargo, cuando hizo los tres meses...no se le parecía ni un poquito...es que bueno, fue de memoria, porque foto de la fulana medio actual no se había encontrado ni una.
Tango había dado vuelta la casa buscando, y lo más cercano que encontró fue una de novios que se habían sacado, que además justo le daba a la finada con la sombra en la cara.
Y bueno, como Domingo con tan pocos elementos se viese, apeló a la imaginación, y salió lo que salió...que tampoco era que la hubiera visto en vida muchas veces...que siempre estaba en el fondo haciendo torta frita, y se la veía muy poco por el pueblo.
Tango, una vez acabado el cuadro, lo estuvo mirando buen rato, y luego, a modo de conclusió' dijo: "bué , como representació' creo que puede serví'.
Domingo largó el suspiro que tenía apretado, y no quiso cobrar, le dijo que era un "regalo".
Tango lo miró irse, hasta que se perdió en el medio de la polvareda.
Entró a las casas y se quedó mirando el cuadro, como buscando algo de la patrona en él, hasta que halló un detalle, un pañuelito rojo que solía atarse en la muñeca pa' no andarse olvidando de las cosas, y ahí nomá' se quedó de lo más contento, tanto, que si no fuera, porque lo tenía sentenciado como cosa 'e maricone' se hubiera puesto a tararear el "Uno", que le encantaba, pero era un sicreto que tenía con él, no fuera que alguien le fuera a perder el rispeto!

Silvia Martínez coronel
Derechos reservados
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario